MANIFIESTO DE LA MADERA

¡¡De la madera se utiliza todo!!

La Madera: un ejemplo de Bioeconomía Circular

La  madera es una materia prima 100% valorizable. Por ello, el sector maderero es el ejemplo perfecto de Bioeconomía Circular. Gracias a que los diferentes agentes productores, gestores intermedios y finalesy transformadores están muy interrelacionados; de hecho, lo que puede considerarse como residuos de los aprovechamientos forestales (astillas, serrín, corteza), a día de hoy, están siendo aprovechados y valorizados por otros agentes del ciclo: biomasa y restos de cortas se van como estructurante para las producción de compost; subproductos de aserraderos entran en la fabricación de tableros, pellets; etc. De este modo se valoriza todo el material que de otro modo se consideraría residuo.

El conocimiento fehaciente de la pérdida de material

A pesar de todo, aún no se recicla toda la madera que se podría reciclar. Hay usuarios de artículos y productos de madera en centros comerciales (envases, restos de muebles), logística (palets, embalajes), el sector de la construcción y la demolición de edificios, donde no se conoce suficientemente el valor añadido de la madera y no reintroducen nuevamente el producto en el ciclo.

De igual modo, escapa del círculo la madera generada en domicilios ya que, en pocos municipios existe una recogida eficiente de esta fracción. Esto hace que, mayoritariamente, los residuos de madera finalicen su vida en el contenedor de la “fracción resto”.

El potencial de gestión y de reciclaje de la madera

 Cerrar el ciclo de la madera es sencillo. La única condición para optimizar su gestión es obtener buen material para introducir en la cadena del reciclaje y valorización, es decir, un material sin impropios (residuos que son depositados incorrectamente en un contenedor determinado).

En otras palabras, se debe realizar una segregación correcta en el origen, para que sólo haya madera en los puntos de recogida y su gestión sea óptima. Separando bien en origen, la gestión posterior será muy eficiente, porque hay suficiente oportunidad de tratamientos para ella (construcción, reutilización para nuevo mobiliario, fabricación de tablero, compost, biomasa para la producción de energía, o su utilización en procesos productivos de otros sectores para fabricar productos y servicios más sostenibles –textil, alimentación, tecnología…etc.).

Además, en el caso de Galicia, se trata de procesos que se llevarán a cabo en proximidad ya que tenemos, dentro del mismo territorio al sector forestal, rematantes, aserraderos, fabricantes de tablero, fabricantes de muebles, productores de pellets, etc.  logrando, así, reducir las emisiones derivadas de las actividades de logística y transporte.

Es muy importante que la madera se integre en el circuito legal de gestión de residuos, se valorice de forma segura siguiendo la Jerarquía de residuos (artículo 8) y se evite su eliminación en vertederos o su quema incontrolada, cuando en Galicia existe capacidad sobrada para valorizar todos los residuos de madera que se generan.

Beneficios para la sociedad

La búsqueda de fórmulas para optimizar el ciclo de la madera y la reintroducción de estos materiales al ciclo de transformación y reciclaje revertirá en la sociedad: se incremente el valor de los bosques y de las actividades económicas vinculas al sector forestal y se crean nuevas oportunidades de negocio y de generación de riqueza y puestos de trabajo a muchas personas es las labores de transformación y reciclaje, …). Reciclar madera es beneficioso para todos.

Con una correcta segregación se conseguiría hacer una Bioeconomía Circular de la madera, sin pérdidas.

Por ello, queremos pedir el compromiso de las administraciones públicas para el establecimiento de canales para la recogida separada de residuos de la madera y el compromiso de empresarios y de la ciudadanía en general, para el mejor uso de los medios que se pongan a su disposición para realizar esta eficaz segregación.

Te proponemos el siguiente COMPROMISO INDIVIDUAL:

PARA EL CIUDADANO:

  • Si tienes un punto limpio fijo o móvil en proximidad, por favor, separa cajas de madera, fragmentos de mobiliario de madera y otros desechos de este material y llévalos a estas instalaciones.
  • Si hay un servicio de recogida de muebles y enseres en tu municipio, utilízalo para entregar los muebles que tengan madera. Los gestores de estos servicios suelen tener canales establecidos para la separación de la madera y su entrega a gestores especializados.
  • Si compras mobiliario nuevo y entregas el que sustituyes al propio comercio, solicita información sobre su destino. Con criterio de compra responsable, deberías seleccionar, siempre que puedas, más allá la funcionalidad, la estética y el precio, que entendemos que van primero, un establecimiento que te garantice que lo que entregas será enviado a plantas de valorización. Si no, al menos, si todos preguntamos, se irá creando una curiosidad que se convertirá en interés y, poco a poco, revertirá en responsabilidad.
  • Si no hay, en tu municipio, ningún tipo de sistema para entregar residuos de madera, únete a otros vecinos y demándalo para que los gobernantes conozcan el interés de la ciudadanía. No se resolverá de inmediato, pero seguro que genera interés y preocupación.
  • Siguiendo criterios de compra verde, si tienes caldera de biomasa, no dudes en utilizar combustibles producidos con madera reciclada (pellets y briquetas) pero no quemes por tu cuenta madera que pueda tener conservantes, colas, pinturas, barnices y otros productos tóxicos; si compras muebles de madera nueva, preocúpate por que proceda de bosques gestionados de forma sostenible; si compras muebles y enseres de aglomerado, interésate por saber si se utiliza madera reciclada en su fabricación.

PARA COMERCIANTES:

  • Identifica tus residuos de madera y establece los medios internos para la separación en origen y su entrega a gestores autorizados para la valorización.
  • Si tienes dificultades para su segregación y agrupación ponte en contacto con tu gestor y pídele alternativas para la gestión.
  • En el caso de embalajes de madera, siempre que sea posible trabaja con proveedores de embalajes retornables, de modo que se amplíe su vida útil.
  • Siguiendo criterios de compra verde, si tienes caldera de biomasa, no dudes en utilizar combustibles producidos con madera reciclada (pellets y briquetas), pero no quemes por tu cuenta madera que pueda tener conservantes, colas, pinturas, barnices y otros productos tóxicos; si compras muebles de madera nueva, preocúpate por que proceda de bosques gestionados de forma sostenible; si compras muebles y enseres de aglomerado, interésate por saber si se utiliza madera reciclada en su fabricación.

PARA TÉCNICOS Y RESPONSABLES DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

  • Antes de iniciar las obras, planifica los espacios y contenerización separada de los residuos, siempre que puedas; una de las fracciones, casi siempre, será la de residuos de madera. Si te encuentras con dificultades, busca la ayuda del gestor de residuos que, seguramente, te propondrá soluciones.
  • La madera que puedas reutilizar, en otras obras, reutilízala.
  • Los envases y embalajes de madera retornables y reutilizables de madera son la mejor opción en muchos casos, pero cuando finalice su vida útil, por desgaste, rotura o deterioro, entrégalos a gestores autorizados para su valorización.
  • En las obras nuevas, reformas, restauraciones, no dudes en buscar artículos de madera procedente de explotaciones forestales sostenibles, de madera reciclada y también, siempre que se pueda, estudia propuestas de restauración de muebles, vigas, etc. que puedan tener una segunda vida y suelen ayudar a mantener una mano de obra cualificada.

PARA ENTIDADES LOCALES:

  • En función de las características de la población, se precisa establecer diferentes dispositivos de depósito, recogida y transporte que den respuesta a la necesidad de realizar una recogida selectiva de los residuos de madera. Hoy en día hay técnicos muy cualificados en el ámbito de la gestión ambiental que les podrán ofrecer asesoramiento para establecer las mejores alternativas en cada caso.
  • Una vez establecidos los dispositivos adecuados es necesario realizar de forma sostenida campañas de información que garanticen el buen uso por parte de la ciudadanía. Una campaña profesionalizada suele ser mucho más eficaz que una campaña diseñada por profesionales de ámbitos diferentes al de la comunicación.
  • Si no ven claro el camino a seguir, contacten con las asociaciones empresariales como APROEMA, para que les ayuden a canalizar posibles acuerdos para la gestión de los residuos de madera.
  • Los residuos de madera, deben ser clasificados en función de su origen y naturaleza y entregados a gestores autorizados en la Comunidad Autónoma